Cambia al mundo un acto de amabilidad a la vez

Quote

smilecardAceptémoslo. Solo basta con leer el periódico o ver las noticias en la televisión para darnos cuenta de que vivimos bombardeados de malas noticias. Entre mas aterradores los titulares, mas “vende” la noticia. La negatividad que nos rodea a diario es constante y cada vez peor.

Esto afecta nuestra percepción del mundo. Este ataque de violencia a nuestros pensamientos nos hace reaccionar erróneamente, pues ya no confiamos en extraños. Ya no creemos en actos de bondad. Ya no creemos en la espontaneidad o amabilidad no solicitada. Al punto de si alguien nos hace un bien, seguro estamos pensando “¿qué querrá a cambio”?

Es hora de ir contra la corriente. 

De pensar por nosotros mismos. Es de valientes decidir bajarse de la trotadora que nunca descansa y no perpetuar la noción errónea de que la negatividad es la orden del día o es “el mundo en que vivimos”.

Hay un gran grupo de personas de todas las razas y países que viven otra realidad. Este grupo de mentes iguales se unen en KindSpring.org – una página virtual donde cada uno de ellos comparte sus pequeños actos de amabilidad hacia los demás. Algunos simplemente le compran un café a la persona que le sigue en línea o dejan una nota de agradecimiento. Las posibiilidades son infinitas. Las escoges tú.

Todo comenzó con dos estudiantes, un experimento con actos pequeños de amabilidad y 4 pasos a seguir.

1- Haz un acto anónimo de amabilidad

2- Deja a tu paso una tarjeta “SMILE” para que ellos se motiven a hacer lo mismo por otra persona (“To Pay It Forward”)

3- Comparte la historia en kindspring.org para inspirar a otros a hacer lo mismo

4- Cambia el mundo – un acto de amabilidad a la vez

Hoy en Yahoo se reportó el caso de un pasajero en un aeropuerto que decidió hacer su acto de amabilidad al pagar anónimamente el costo de maletería a alguien que no tenía el dinero para hacerlo. Su tarjeta de crédito había sido declinada. La nota decía así:  “I heard them say your card was declined. I know how it feels. Your bag fee’s on me. Just pay it forward next time you get a chance. Have a safe flight :)”

note

Lo que pudiera ser un acto insignificante para ti, pudiera cambiarle la vida a otra persona. No hay que ser Oprah o Bill Gates para cambiar al mundo. Tu puedes hacerlo a diario – con un acto de amabilidad a la vez.

¿Qué acto de amabilidad regalarás hoy?

Aprendiendo a aceptar responsabilidad

Si estás en una relación de pareja, habrás notado que cuando algo te molesta, tu pareja es la primera en recibir tus latigazos emocionales. Cuando algo te incomoda o no te permite ser felíz, lo culpas silenciosamente por tus emociones o falta de ellas. Pregúntate; ¿Realmente, que te molesta? y “Es su culpa o la tuya?

Muchas veces decimos estar molestos por algo, pero la verdadera razón es otra.

Sin embargo es mas fácil evitar mirarnos al espejo y aceptar nuestras fallas. Es difícil asimilar que nadie escoge nuestros destinos, esa es nuestra responsabilidad. Diseñamos nuestras vidas a través de las pequeñas decisiones, dia a dia, año tras año.

Nos resulta natural señalar indiscriminadamente a nuestras parejas o a terceros y decir “¡soy infelíz por tu culpa!” . Sin embargo eso es una falacia. Es un argumento que parece válido pero no lo es.

Es una película que recreas en tu mente donde cada escena está siendo escrita por otra persona… y créeme no te culpo, ese mecanismo es menos intimidante que tener la osadía de aceptar que no tenemos el valor, entendimiento o capacidad de decidir por nosotros mismos y no tener los pantalones bien puestos para hacernos responsables por esas decisiones.

Es fácil pasar “la papa caliente” a otras manos porque en las nuestras quema demasiado.

Donde estás ahora, es porque tu asi lo has decidido, no por culpa de nadie. Tu situación actual es el conglomerado de todas las decisiones que has tomado, consciente o inconscientemente. Tu has sido el único arquitecto de tu plan.

Si crees que tu pareja, familiar, amigo o enemigo es el culpable de tu infelicidad, estás negando tu propio poder y derecho natural. Eres tu quien decide, eres tu quien escoge, eres tu quien rige las pautas de tu propia existencia. Respeto mas a quien admite su dificultad o incapacidad de tomar sus propias decisiones y por ende sus consecuencias, que a quienes señalan con el dedo a sus parejas culpándolos por su infelicidad.

Tu pareja no es culpable de tu infelicidad.

Tu lo eres. So take the boxing glove out of their face!

¿Culpas a alguien más de tu infelicidad o circunstancias?

Los beneficios de un progreso lento

A veces nosotros mismos somos nuestros propios enemigos. No nos hace falta que nos juzguen o nos señalen con el dedo, pues nos aseguramos de ser los primeros en enmarcar nuestros fracasos o intentos fallidos.

Yo no estoy excluída de esa lista maligna.

A comienzos del 2013, por fin decidí comenzar este blog para comunicar inspiración e ideas sobre como simplificar nuestra vida y vivir mas plenamente. Irónicamente, la “vida” se interpuso y mi atención se dividió en mil tareas, compromisos, familia y agendas.

Siempre continuaba escribiendo, de noche, de día, en el parque, en salas de espera, pero para ser honesta, no encontraba el momento perfecto para continuar luchando con las dificultades técnicas que requiere saber como diseñar un blog. It’s hard!

Solo deseaba escribir. No el pasar decenas de horas intentando entender los procesos de Hosting, Themes, Margins, Dashboards y Fatal Errors. Si crees que eso suena a chino, estás en lo correcto. So I silently kind of gave up until…

Esta tarde mi madre, de 74 años de edad,  llevaba días en que no podía conectarse a Skype. Según sus propias palabras estaba “a punto de desechar la computadora pues no la entendía”. Ella también ha pasado las mil y una noches entendiendo toda esta tecnología en su séptima década de vida. De repente veo una video llamada en Skype – y era mi madre… por fin pudo conectarse y la sonrisa (y ataque de risa) que le causó este acontecimiento, me hizo valorar su determinación. Ella no se dio por vencida porque tenía un propósito – el poder ver a su hija. Yo también tengo un propósito con este Blog y es el ayudar e inspirar a quienes desean vivir una vida mas simple y plena.

El progreso aunque sea lento, sigue siendo progreso.

You just have to keep moving… and try again. Take a day or a year off but then try again. And again. And once again.

¿Hay algo que has querido hacer pero el miedo o la dificultad te lo han impedido?