Cambia al mundo un acto de amabilidad a la vez

smilecardAceptémoslo. Solo basta con leer el periódico o ver las noticias en la televisión para darnos cuenta de que vivimos bombardeados de malas noticias. Entre mas aterradores los titulares, mas “vende” la noticia. La negatividad que nos rodea a diario es constante y cada vez peor.

Esto afecta nuestra percepción del mundo. Este ataque de violencia a nuestros pensamientos nos hace reaccionar erróneamente, pues ya no confiamos en extraños. Ya no creemos en actos de bondad. Ya no creemos en la espontaneidad o amabilidad no solicitada. Al punto de si alguien nos hace un bien, seguro estamos pensando “¿qué querrá a cambio”?

Es hora de ir contra la corriente. 

De pensar por nosotros mismos. Es de valientes decidir bajarse de la trotadora que nunca descansa y no perpetuar la noción errónea de que la negatividad es la orden del día o es “el mundo en que vivimos”.

Hay un gran grupo de personas de todas las razas y países que viven otra realidad. Este grupo de mentes iguales se unen en KindSpring.org – una página virtual donde cada uno de ellos comparte sus pequeños actos de amabilidad hacia los demás. Algunos simplemente le compran un café a la persona que le sigue en línea o dejan una nota de agradecimiento. Las posibiilidades son infinitas. Las escoges tú.

Todo comenzó con dos estudiantes, un experimento con actos pequeños de amabilidad y 4 pasos a seguir.

1- Haz un acto anónimo de amabilidad

2- Deja a tu paso una tarjeta “SMILE” para que ellos se motiven a hacer lo mismo por otra persona (“To Pay It Forward”)

3- Comparte la historia en kindspring.org para inspirar a otros a hacer lo mismo

4- Cambia el mundo – un acto de amabilidad a la vez

Hoy en Yahoo se reportó el caso de un pasajero en un aeropuerto que decidió hacer su acto de amabilidad al pagar anónimamente el costo de maletería a alguien que no tenía el dinero para hacerlo. Su tarjeta de crédito había sido declinada. La nota decía así:  “I heard them say your card was declined. I know how it feels. Your bag fee’s on me. Just pay it forward next time you get a chance. Have a safe flight :)”

note

Lo que pudiera ser un acto insignificante para ti, pudiera cambiarle la vida a otra persona. No hay que ser Oprah o Bill Gates para cambiar al mundo. Tu puedes hacerlo a diario – con un acto de amabilidad a la vez.

¿Qué acto de amabilidad regalarás hoy?

Suscríbete a La Vida Zen, es gratis

Leave a Reply