La motivación no es suficiente

Quieres bajar de peso. Vivir una vida saludable. Tomar más agua. Dejar de comer tanto en “drive-thrus”, eso es fantástico. Pero si tu única arma para lograrlo es simplemente tener la motivación para hacerlo…fracasarás.

Sorry to be harsh, but that’s the truth.

Comenzaste al año con nuevas metas, pero no ha finalizado enero y ya estás fallando. Piensas que tiene que haber algo que no anda bien contigo, que todos tienen fuerza de voluntad menos tú. Luego en el verano te vuelves loca, pues quieres estar lista para el traje de baño en un par de semanas.

No entiendes porqué lo has intentado tantas veces pero siempre caes en lo mismo.

Reason: You are depending on feeling “Motivated” and that’s a sure way to fail. 

Lo que está fallando no eres tú, es tu sistema, tu plan de acción. Si solo te basas en estar motivada, estás comenzando con el pie izquierdo. La motivación es como el clima, impredecible y variable por naturaleza. No la puedes controlar. La motivación tiene mente propia y su propia agenda. No puedes depender de ella. La idea de que cada día te levantarás con el deseo de hacer ejercicios es una ilusión. No existe tal cosa.

Hay dos tipos de personas: quienes realmente disfrutan ejercitarse y quienes lo odian a muerte. Dos de mis amigas son el mejor ejemplo: Les envié el mismo mensaje de texto a ambas hace unos días y miren sus respuestas.”Girls, what about Bikram Yoga this Sunday?” La primera contestó “Great, at what time?” y la segunda respondió “I have to walk my dog that day!”

You either love exercising or you hate it. And that’s OK, because that is NOT the reason why you fail or succeed. 

Hay quienes consideran 1 hora de ejercicios como su regalo del día o su “me time”, y hay quienes piensan que 1 hora de ejercicios es pura tortura china. Con los ejercicios no hay término medio. La buena noticia es que no importa cual de las dos eres. Ese factor no es importante. Lo que es primordial es saber que tipo de persona quieres ser.

Eres el tipo de persona que hace ejercicios regularmente o la que no. (Pero se queja y deprime cada vez que se mira al espejo).

Este año, olvídate de la motivación y de la fuerza de voluntad. Mejor concéntrate en que tipo de persona quieres ser.  Si quieres estar saludable, fuerte y en un peso ideal, conviértete en la persona que hace ejercicios regularmente y come adecuadamente. La duración tampoco es importante en esta etapa, entre más corto y simple el ejercicio – mejor.

Si hoy no tienes motivación de ejercitarte, no importa. Es una cita. Igual que hay que ir a trabajar, al dentista o al supermercado. Hay que hacerlo, quieras o no. Comprométete a hacer 10 push ups, 10 squats y 10 planks por 5 minutos. Lo puedes hacer en tu habitación, en el baño, en la cocina. No necesitas un gimnasio o un área designada en tu casa. Ni siquiera necesitas estar vestida para hacer ejercicios ni tener los tennis puestos. Házlo descalza o en pajamas. No importa.

Just do it. 5 minutes Monday through Friday. No more. 

El plan ahora mismo, no es ejercitarte por largas horas. Tu propósito es simple: desarrollar el hábito de ejercicio. Eso es todo. “Become the person who exercises regularly”. Esa es tu meta. No debe ser “hacer 1 hora de ejercicios todos los días”. Eso no va a suceder si no tienes el hábito en primer lugar.

Recuerda lo que dijo Antonio Machado “Caminante, no hay camino, se hace camino al caminar”.

This is all you need. Your own bodyweight and 5 minutes. Motivation is not required or needed. Become the person you want to be. Someone who exercises regularly. Simple and quick. Do it now. 

Olvídate de los resultados por ahora. Concéntrate primero en crear el hábito.

¿Eres el tipo de persona que basa sus metas solo en “motivación”? Comparte tu opinión.

 

 

 

 

Suscríbete a La Vida Zen, es gratis

Leave a Reply