Como aprender a meditar para “beginners”

women_on_beach_yoga_black_and_whiteEste año regálate la magia de la meditación. No tienes que convertirte en un experto en yoga, ni tienes que sentarte en posiciones raras e incómodas. No es necesario comprar ropa especial ni ir a un lugar específico. No tienes que ser “religioso” o “espiritual”.

Cada cual medita a su manera y hay cientos de ellas. Es un proceso muy personal. No hay perfección ni equivocaciones. El proceso será distinto para cada uno de nosotros, pero los beneficios son universales. Mágicos.

Lo único que necesitas son unos 5 a 10 minutos al día. Lo ideal es crear el hábito diario. Estos minutos los puedes encontrar mientras la comida se cocina, mientras tu bebé duerme una siesta, mientras la lavadora termina su ciclo de lavado, después de tomarte tu café mañanero o sentarte en un banco en el parque luego de salir del trabajo. Usa tu reloj o celular como alarma.

En mi caso, comencé sentandome en cualquier parte de la casa donde hubiera silencio por 10 minutos. Luego al convertirse en hábito, compre un zafú y zabutón y diseñí un área privada en mi hogar para meditar. Actuamente medito por 20 minutos en la mañana tan pronto despierto.  El efecto de estos minutos se quedan conmigo durante todo el día.

Por ahora, no compres nada. Simplemente busca 10 minutos  cada día para irte a un lugar apartado dentro de tu casa. Siéntate cómodamente en el piso o en una silla, puedes tener los ojos abiertos o cerrados y dedícate a quedarte tranquilo sin moverte de ser preferible. Solo enfócate en tu respiración. Presta atención al aire que inhalas, como se siente, como se mueve a través de tu pecho y luego nota el movimiento del aire al exhalar suavemente a un ritmo pausado pero normal. Cuenta cada respiracion (inhalacion y exhalacion) hasta llegar a 10.

Respira profundo. Lento. Seguro no has respirado asi en todo el día.Tienes 10 minutos para calmar la carrera que es tu vida. Suaviza tu rostro. Deja todo atrás. Estos minutos son solo tuyos. Respira. Profundo.

Tu mente tendrá un episodio de rebeldía adolescente.  No sabrá que hacer con esa “pausa”. No entenderá que estás tratando de hacer y por eso hará lo imposible por llevarte a otros lugares. Tu cuerpo querrá moverse o acomodarse mejor en la silla. Tus brazos y manos no dejarán de moverse.  Todo esto es normal cuando meditas por primera vez.

Lo complicado del proceso, es lo que parece mas sencillo a primera vista:

La inmovilidad. Staying still.

Si crees que 10 minutos es muy poco tiempo, te sorprenderás cuando lo intentes. Parecerá que el tiempo no pasa.  Saca de tu mente la percepción que dice que quienes meditan viven en monasterios o son seres “raros”.

La meditación es la puerta para encontrarte a ti mismo y a un mundo nuevo lleno de posibilidad, paz y magia.

Si lo intentas, cuéntame como fué tu experiencia meditando por primera vez por 10 minutos. Siempre estoy escuchando.

Suscríbete a La Vida Zen, es gratis

Leave a Reply